Buscar
  • Gustavo Ruiz

¿Cuánto duran las Calderas de Vapor Industriales remanufacturadas?

Actualizado: jun 4


Calderas de vapor pequeñas
Calderas de vapor pequeñas

¿Cuánto duran las Calderas de Vapor Industriales remanufacturadas?


La vida útil normal de las calderas de vapor industriales es de 20 a 30 años, siempre que se apliquen las rutinas de cuidado y mantenimiento adecuados al agua de alimentación y al interior de la caldera.


Ya sea para calor de confort o potencia de proceso, tu caldera de vapor industrial es una pieza esencial del equipo para su operación. La falla de una caldera de vapor puede ocasionar problemas graves, desde afectaciones en la seguridad hasta costosos tiempos de inactividad y pérdida de ganancias.


Saber cuándo reemplazar su caldera de vapor puede evitar que te veas atrapado en una situación de emergencia. Comprender las causas más comunes de fallas en la caldera de vapor industrial lo ayudará a detectar las señales de que es posible que deba reemplazar su caldera de vapor.


El error del operador es la causa más común de falla de la caldera de vapor. Una variedad de errores del usuario pueden provocar fallas prematuras o un rendimiento deficiente. Ser consciente de estos problemas te ayudará a prolongar la vida útil de tu caldera de vapor.


Aspectos a tomar en cuenta al reemplazar las calderas de vapor industriales


Al considerar el reemplazo de una o varias calderas de vapor industriales, los tres aspectos más importantes a tener en cuenta son la seguridad, la economía y los requisitos. A continuación lo explicamos:


Seguridad


Los problemas de seguridad a menudo se descubren durante las inspecciones de seguridad programadas durante las cuales examinan el estado del recipiente a presión y los dispositivos de seguridad de la caldera. Además de las inspecciones anuales, se debe monitorear de cerca el funcionamiento de la caldera. Estas son las cuatro condiciones a tener en cuenta:

  1. Mal ajuste de la combustión: el flujo de aire y combustible incorrecto puede causar sobretensiones y pulsaciones notables. Las posibles causas son un ajuste incorrecto del quemador, problemas con el ventilador de combustión y un diseño o condiciones incorrectos de la chimenea.

  2. Ciclos excesivos: los arranques y paradas continuas aumentan el número de "ciclos térmicos" a los que está sometido el recipiente a presión. Los ciclos térmicos excesivos y la tensión asociada pueden causar fatiga en el acero de la caldera.

  3. Parada y arranque irregular: la parada y el arranque irregulares pueden ser una indicación de que los controles operativos no están funcionando correctamente y que los controles de seguridad se han hecho cargo. Todos los dispositivos de operación, seguridad y sus configuraciones deben ser inspeccionados por un técnico calificado.

  4. Temperaturas de chimenea altas: las temperaturas de chimenea inusualmente altas indican una transferencia de calor deficiente y condiciones potencialmente inseguras debido a una combustión deficiente, una gestión deficiente del agua o niveles bajos de agua.

Consejos de seguridad para el uso de calderas de vapor industrial

  • Considera marcar la temperatura de funcionamiento normal de la chimenea directamente en la cara del medidor.

  • Instala una alarma o un corte de temperatura de chimenea alta.

  • Recomendamos un registro del operador que pueden mantener y revisar periódicamente para identificar tendencias inusuales o áreas de preocupación.

Los problemas de seguridad de las calderas de vapor industrial pueden manifestarse como problemas del lado del agua o del lado de la combustión. Las complicaciones en el vapor suelen ser causados ​​por una mala gestión del agua, que suele incluir:

  • Eliminación deficiente de oxígeno: cuando el desaireador o el sistema de tratamiento de agua no funcionan, pueden producirse picaduras de oxígeno en la superficie de los tubos.

  • Control deficiente de la química del agua: puede provocar una "fragilización cáustica" que hace que los tubos pierdan propiedades mecánicas clave.

  • Dureza del agua: se forman incrustaciones internas en los tubos debido a una falla en el ablandador de agua o una configuración incorrecta del ablandador. Esta capa de sarro impide la transferencia de calor y puede provocar un sobrecalentamiento peligroso, que puede observarse como una temperatura de apilamiento alta.

  • Enfriamiento: la circulación inadecuada del agua dentro de la caldera puede provocar un sobrecalentamiento en ciertas áreas de la caldera. Cuando el acero sobrecalentado se enfría o apaga rápidamente, se puede desarrollar una grieta que cause la falla del tubo.

  • Los problemas de seguridad en la combustión suelen ser el resultado de un ajuste deficiente o problemas de combustible-aire relacionados con el mantenimiento. Estos pueden incluir:

  • Ajuste inadecuado: puede provocar una combustión incompleta y depósitos de carbón en las superficies internas.

  • Controles desactualizados o conexiones desgastadas: pueden provocar un control deficiente del combustible y el aire.

  • Controles operativos y dispositivos de seguridad poco confiables: pueden incluir escáneres de llama, interruptores de presión y temperatura, válvulas de alivio de seguridad, etc.


Economía


Las ineficiencias de las calderas de vapor industriales pueden ser una buena razón para considerar el reemplazo de la caldera, y el costo del combustible es un factor importante. El costo de la ineficiencia aumenta a medida que aumentan las horas de funcionamiento y los costos de combustible.


Incluso una ligera mejora en la eficiencia puede resultar en ahorros sustanciales. Otra consideración económica entra en juego cuando se necesita reparación. En algunos casos, el costo de reparación puede ser lo suficientemente alto como para que el reemplazo sea una mejor decisión financiera.


Si las piezas están obsoletas o el servicio es difícil de programar, el impacto del tiempo de inactividad ciertamente aumentará el costo total de reparación. Si el costo total del tiempo de inactividad de la planta de vapor es muy alto, considera instalar una caldera de respaldo para mejorar la confiabilidad general.


Requisitos


No es inusual que los requisitos de vapor de la planta cambien con el tiempo. Una caldera de gran tamaño que funciona continuamente en su rango bajo es típicamente mucho menos eficiente que una unidad que tiene el tamaño adecuado para la carga.


La inversión en una caldera de vapor del tamaño adecuado puede generar ahorros sustanciales de combustible y un mejor rendimiento general. Los modelos más eficientes, los modelos de menor capacidad o incluso dos calderas de vapor más pequeñas pueden funcionar de manera más eficiente, dependiendo de la situación.


Las cargas actuales de la planta, las cargas futuras de la planta y la nueva tecnología deben considerarse en la decisión de reparación o reemplazo. Una caldera de vapor que no sea segura debería ser una de las principales preocupaciones y una prioridad absoluta.


Un proveedor de calderas con experiencia como Cypros puede ayudarte a tomar estas determinaciones. Al tomar la decisión de reemplazar o no tus calderas de vapor industrial, se deben considerar todos estos aspectos. ¡Contáctanos aquí!


Calderas de vapor industriales | Cypros



46 vistas0 comentarios